Intensidad

martes, septiembre 12, 2006

Mi amigo fiel

A propósito de la pregunta de Mafi.

Yo nunca tuve perro, debe ser por que mi infancia fue itinerante, y no había posibilidades de ser nómades con perro.

Pero hace años, un amigo nos llama en la noche para decirnos que se encontró un perro perdido y que lo lleva a nuestra casa por que él vive en departamento. Y llegó él: un labrador blanco, albo, casi color nieve, tenía un año, robusto y macizo, se adjudicó el nombre de Tyson.

Se convirtió en el hijo que no teníamos, volábamos de la oficina para llevarlo a pasear, por que nuestro patio es “pequeño, pero cumplidor”, le comparábamos juguetitos, nos encariñamos demasiado rápido con este can noble y regalón. Había pasado como una semana, cuando le descubro unos numeritos en la oreja. Horror, había pistas, rastros de su vida pasada. Yo no quería, pero el Italiano me pintaba escenas de niños llorando por el perro, así que me lancé a la investigación. En el Club de Perros Finos me dieron los datos para ubicar a los dueños. Con el corazón apretado llamamos a los padres adoptivos del Tyson.

- Alo señora, se le perdió un perro, creo que nosotros lo tenemos. Como se llama.

- Brian ( nadie puede )

Cuando dijimos su nombre, paró las orejitas. Ahí ya casi llorábamos de la pena.
Entonces la lady me lanza:

- Mire linda, mi marido me regaló el perro, pero yo no lo quiero, es un cacho para mi, si ustedes quieren hacemos como esta llamada nunca ocurrió.

Tyson, el niño rico no querido, llega a esta familia pobre que se enamora de él. Pepe del Salto, le decíamos cuando no quería comer las comidas baratas, solo le gustaban las Premium.

Se volvió el compañero de trotes del Italiano, loco como cabra, atacaba a cuando perro chico veía, pero era un oso regalón. Participaba de cuanto evento había en la casa y su mega cola botaba todos los vasos de la mesita de centro.

Nunca pensé que podía querer tanto a un perro. Se murió mucho antes de lo que debía, demasiado triste para contarlo, solo fui capaz de entenderlo cuando alguien me dijo que lo perros salvaban las vidas de sus amos, yo creo que él le salvó la vida al Italiano.

9 Comments:

At 9:24 a. m., Blogger La loca de la casa said...

Qué lástima que Tyson ya no esté contigo. Estarás de acuerdo entonces en que es muy lindo tener una colita, unas orejitas y una que otra cagadita de un animal. son una gran compañía. No dudes en tener otro. Cariños

 
At 6:59 p. m., Blogger Edge said...

Oh dios...

Mira mi fotolog y encontrarás mi historia sobre perros.

Estoy en una encrucijada.

Vi L'enfant el jueves pasado... solo en la sala.

Prontó publicaré mi opinión. Aunque te adelanto que me gustó mucho!

SalU2
T.

 
At 10:06 p. m., Blogger ARQUI said...

hola...

gracias por escribir. es agradable saber que alguien lee las locuras que te pasan por la mente.
la palabra "joto" tiene muchos significados en méxico, algunos despectivos, casi la mayoría y se relaciona con los hombres homosexuales. pero yo utlizo esta palabra para referirme a mi, en particular, y a los demás en general, como una persona miedosa o que teme hacer cosas.
espero que quede aclarada tu duda.
pasando a tu post, me encantó lo que escribiste de tyson.
me acordé de mi jack.

 
At 4:37 p. m., Blogger wallyzz said...

Pasaste por mis blogs para ver a Gaucho??? Abrazo

 
At 7:53 p. m., Blogger Porrita said...

mi perrita cualkier dia se muere, ta muy viejita, me da pena, pero no podria decir que amo a los animales, como q no son parte de mi vida.

un abrazo y esperando la terapia

 
At 1:21 p. m., Blogger pajarito said...

yo nunca he tenido un perro, ninguna mascota en realidad, me aburre un poco los animales, pero a la vez me entristece mucho ver que les pasen cosas malas

saludos

D

 
At 8:31 p. m., Blogger Hunter said...

Amo los animales, de hecho tengo 3 perritos. Mi gorda, la Catalina está muy viejita si, en julio cumplió 13 años, y ya ha estado con fallas multisistémicas, lo que me apena mucho. La verdad es que ha sido parte de mi vida, 13 años acompañándome a todos lados.

 
At 1:25 p. m., Blogger Pinkerton said...

ES una historia realmente tiernucha.

 
At 3:02 p. m., Blogger blueberrie said...

En ocasiones mirándolos advierto que su afecto va más allá del posesivo "te quiero" entre humanos. Hace un año convivimos con un yorkshire que nos dejó un amigo; cualquier día regresa por él...

Besos, se te extraña.

 

Publicar un comentario

<< Home

ecoestadistica.com