Intensidad

lunes, noviembre 27, 2006

Multifuncional

En alguna entrevista que leí de la Sra. Luisa Duran ella contaba que durante mucho tiempo, peleó con Ricardo para que la apoyara en las tareas de la casa y de la crianza, hasta que un día tomó consciencia que eso nunca pasaría, que Ricardo nunca pasaría al supermercado a comprar el Omo faltante, y decidió dejar de pelear, y desde ese día se sintió mas feliz, sonrió mucho mas, y sus hijos la percibieron como una mamá mucho mas contenta.

Después de eso, yo en mi propia escala hice lo mismo, deje de pretender y asumí, generalmente bastante feliz también. Pero la felicidad se me escapa cuando me siento abusada en la poli-funcionalidad, y mas aún cuando Sr. Marido se burla de mi diciendo que soy una mujer “abusada”. Con todo lo que me ha costado ordenar mi cabeza, mi corazón y la vida, con todo lo que me cuesta decir lo que siento, que se burle de mi me da rabia y pena.

Después de visitar a mi madre postiza y conversar largamente con ella, me he dado cuenta que este nuevo orden esta bastante bien, salvo un detalle no menor. En mi nueva vida no he dejado ningún espacio para MI. Y no es por culpa respecto a los duendes, mas bien por cansancio o por inercia. Así que por ahora ando buscándome una actividad propia, mia y ojala sola. Tengo algunas ideas que van desde tonificarme haciendo Pilates, hasta escaparme SOLA una vez a la semana, después de la pega al cine.

Es justo y necesario.

jueves, octubre 26, 2006

No consolaras

Duele, duele recordar.
Fue un día antes de mi cumpleaños. Ese ser pequeñito que crecía dentro de mi dejó de crecer. Era un puntito, pero era mi hijo. Y lo amaba, y lo amo.
Ha sido mi único duelo, pero ha sido uno de los dolores mas grandes. Después hubo otros dolores, pero nunca nada tan amargo.
No entendía nada de la vida. Yo que quería ese niño con todo mi ser, y me lo arrebataban, me lo quitaban en un pabellón con anestesia epidural.
Y empieza el duelo, y nadie sabe mucho que decir, y aparecen las frases sin sentido que declaraban que todo pasa por algo, y que esto era lo mejor... y yo no quería escuchar, no quería anestesia, quería llorarlo, y que la pena limpiara todo ese dolor. Abrazaba a Miguel que apenas sabía caminar y lloraba en su hombrito, ese fue el mejor consuelo.
La gente debería dejar de consolar tanto y escuchar un poco mas. Y ser mas valientes a las lágrimas, y dejar que uno llore si tiene pena, tanta pena. Y dejar buscar las palabras correctas, por que hay veces que nada te consuela, y no quieres tampoco el consuelo.
Después, como siempre, el tiempo va diluyendo el dolor, y aparece la resignación. A la vida, al destino, a Dios y los designios incomprensibles.
Y la vulnerabilidad, a todo, lo que era un certeza, ya no lo es mas. Que fragilidad mas grande se apoderó de mi, que poco control sobre lo que nos pasa, lo que tenemos en un minuto puede desaparecer, ahora que lo se, vivo mas consciente, aunque no se note.


( Para la Conny, su papá y su mamá, y el hermoso cuento de La Niña y el Farol que hoy leyeron en su funeral, cuidate angelito....)

lunes, octubre 02, 2006

Volver

Almodóvar es redondo. Sus películas son tan finas, que me cuesta creer en su talento.
Además de la historia, potente por si sola, hay otros detalles que complementan la redondez. La música, en esta película, la imagen de la Penélope Cruz, cantando Volver, en flamenco, la emoción traspasa la pantalla, lo juro. (Inolvidable Caetano Veloso cantando Cucurucu Paloma).
La estética, admirable la capacidad de crear ambientes y una visual tan fina. Al menos a mi me gusta mucho su manera de combinar colores, la decoración, el vestuario.
Alguien dijo por ahí, que los hombres siempre tienen roles despreciables o invisibles en las películas de Almodóvar, pero no se preocupen chicos, el cine es ficción.
Me sentí orgullosa de mi genero en esta película, me sentí parte de la mujeres potentes del mundo, fuertes y valientes. Las que son anónimas, las que llevan la vida sobre sus hombros, las madres con su amor de tsunami, las que son capaces de cargar refrigeradores y neveras. Las redes de apoyo existen entre nosotras, y aunque no soy de las pueden hacerlo todo solas, me gusta saber que podemos, aunque no sea el camino que elegimos.

Esa soy yo desde las emociones, ahora a esperar al experto.

lunes, septiembre 25, 2006

Como los sueño...

Todos los que tienen niños pequeños cerca de su entorno los deben haber mirado en su expresión frente al mundo imaginando como serán estos duendecitos cuando pasen los años.

Miguelito, el niño exacto, el ordenado, el aplicadito, y correctito. Lleva la carga de hacer bien las cosas ( heredada no se de quién), es tanta su autoexigencia frente a todo, que desde los tres años sufre de unas jaquecas, como de adulto, cada vez que se ve sobre exigido por el medio. Me desvasta verlo tirado en su cama, con las cortinas abajo, vomitando como un grande jaquecoso. Lo imagino exacto, científico, de pocos pero buenos amigos, leal con los que quiere, creativo y cuestionador, analítico y alejado del deporte, con el dolor de su deportista papá. Pero los hijos son un mundo distinto al nuestro, y ya sabemos todos que no hay pasarles las mochilas de nuestros sueños incumplidos.

Pedro, el expansivo. Inunda todos los espacios, tiene alma de huracán. De risa fácil y enojo profundo. Actúa el día completo, la mayor parte del tiempo no es Pedro, va desde Harry Potter ( con anteojos y cicatriz de delineador negro) hasta Tarzán el musculoso, paseándose pilucho en pleno Julio. Mamá cuando voy a ser actor y meterme a la tele. Lo sueño artista, enamorado de todo y todas, lleno de amigos, y carretero... peligroso de carretero. Intensidad es la palabra de este duende, sin ninguna duda.

Daniel, el travieso. Que carácter el de este enanito ¡!!!, el pequeñín de la casa ni se arruga al pegarle a sus hermanos más grandes. Reflexivo y de mirada profunda. No tiene la risa fácil de Pedrito, pero cuando se siente seguro, trasmite un amor tranquilo y sereno. Tiene un carácter más introvertido, es más cauteloso en su relación con el mundo, pero tranquilo y despacio va pegando codazos para buscar su lugar en el mundo. Maneja la pelota mejor que los mayores, y dentro de balbuceante vocabulario ya existe la palabra: gol!!! ( Quien sabe si aquí tenemos un futuro Bam-Bam )

Que me gustaría a mi? Qué fuesen felices, infinitamente, serenamente, que sea cual sea el camino que escojan tendrán nuestro apoyo TOTAL y absoluto, por que al final, lo que importa es ser feliz, el resto es acomodable.
Un sueño más ambicioso, descabellado e irracional es que las parejas que escojan los quieran como yo,( su mamá con la poca objetividad que el cargo me confiere) siento que merecen. Con amor total, absoluto e infinito.

Loca?
Si, pero también mamá, a todo evento.

jueves, septiembre 21, 2006

Oriana Fallaci

"Batirse es mucho más hermoso que vencer."

"Confío en que seas un hombre como siempre lo he soñado, dulce con los débiles, feroz con los prepotentes, generoso con quien te quiere, despiadado con quien te manda."

"El benestar es nodreix de la misèria d´altres."

"Llorar es fácil; reir difícil."

"Nuestro mundo es un mundo fabricado por los hombres y para los hombres."

"Nunca dos desconocidos que compartieron el mismo cuerpo fueron recíprocamente tan desconocidos ni estuvieron tan lejos el uno del otro."

"Ser mujer es fascinante constituye una aventura que requiere considerable valentía, un desafío que nunca llega a aburrir."

"Te hablo niño, y tú no lo sabes. En la tiniebla que te envuelve ignoras hasta que existes. Podría deshacerme de ti, y tú nunca lo sabrías, no tendrías la posibilidad de llegar a la conclusión de si te he hecho daño o un regalo."

martes, septiembre 12, 2006

Mi amigo fiel

A propósito de la pregunta de Mafi.

Yo nunca tuve perro, debe ser por que mi infancia fue itinerante, y no había posibilidades de ser nómades con perro.

Pero hace años, un amigo nos llama en la noche para decirnos que se encontró un perro perdido y que lo lleva a nuestra casa por que él vive en departamento. Y llegó él: un labrador blanco, albo, casi color nieve, tenía un año, robusto y macizo, se adjudicó el nombre de Tyson.

Se convirtió en el hijo que no teníamos, volábamos de la oficina para llevarlo a pasear, por que nuestro patio es “pequeño, pero cumplidor”, le comparábamos juguetitos, nos encariñamos demasiado rápido con este can noble y regalón. Había pasado como una semana, cuando le descubro unos numeritos en la oreja. Horror, había pistas, rastros de su vida pasada. Yo no quería, pero el Italiano me pintaba escenas de niños llorando por el perro, así que me lancé a la investigación. En el Club de Perros Finos me dieron los datos para ubicar a los dueños. Con el corazón apretado llamamos a los padres adoptivos del Tyson.

- Alo señora, se le perdió un perro, creo que nosotros lo tenemos. Como se llama.

- Brian ( nadie puede )

Cuando dijimos su nombre, paró las orejitas. Ahí ya casi llorábamos de la pena.
Entonces la lady me lanza:

- Mire linda, mi marido me regaló el perro, pero yo no lo quiero, es un cacho para mi, si ustedes quieren hacemos como esta llamada nunca ocurrió.

Tyson, el niño rico no querido, llega a esta familia pobre que se enamora de él. Pepe del Salto, le decíamos cuando no quería comer las comidas baratas, solo le gustaban las Premium.

Se volvió el compañero de trotes del Italiano, loco como cabra, atacaba a cuando perro chico veía, pero era un oso regalón. Participaba de cuanto evento había en la casa y su mega cola botaba todos los vasos de la mesita de centro.

Nunca pensé que podía querer tanto a un perro. Se murió mucho antes de lo que debía, demasiado triste para contarlo, solo fui capaz de entenderlo cuando alguien me dijo que lo perros salvaban las vidas de sus amos, yo creo que él le salvó la vida al Italiano.

miércoles, agosto 16, 2006

Por que nunca me dijiste que tu papá es alcohólico ?

Por que lo borré, por que me olvidé, por que de eso no quiero saber.

Por que me siento como el héroe antihéroe, como la hija impostora, que se hace la buena para ser querida, pero no es tan buena ni quiere serlo.

Por que no quiero que me cueste relacionarme con otros, no quiero construir muros para defenderme, quiero ser libre en mis relaciones con ustedes.

Por que no quiero sentir que mi familia es diferente, que solo a nosotros nos cuesta tanto, si al final somos muchos los que vivimos la infancia desde el miedo. Aprendiendo a no sentir, a no sufrir.

Por que no quiero una felicidad precaria que se desarma por cosas que no entiendo ni manejo, soy una niña, tengo apenas diez años y mi hermanito seis.

Por que no quiero que mi mamá sea cómplice por omisión, por que no quiero sentir que nunca se preocupó, por que no es justo vaciar toda mi rabia contra ella.

Por que no soy la niña complaciente que busca agradar a todo el mundo, que necesita aprobación y cariño, para liberarse de culpas que no son de ella.

“ Cuando la familia cumple su misión se convierte en la fuente más rica y gratificante de las estructuras sociales, colmando nuestras más hondas necesidades de ternura y amor, ofreciéndonos el máximo potencial para el crecimiento. Sin embargo hay ocasiones en que éstos lazos se convierten en cadenas...”

( Somos muchos, ya lo se, pero esto me cuesta demasiado )

ecoestadistica.com